Mirador de Ordiales

Ruta desde el Lago Enol hasta el mirador de Ordiales, 6 de Mayo de 2008
La ruta comienza justo al lado del Lago Enol, uno de los Lagos de Covadonga. Sube hasta llegar al refugio de Ordiales, y un poco más adelante está el mirador con este mismo nombre. Merece la pena subir en un día claro, ya que las vistas desde dicho mirador son muy buenas. Es una ruta sencilla y sin demasiada pendiente ni complicaciones.

Al subir en el coche, parecía nublado, pero las nubes se quedaron abajo y nos paramos a hacer unas fotos. Una de ellas es ésta:

Al llegar al Lago Enol, nos desviamos por una pista forestal y aparcamos a unos 300 metros más adelante. Una vista al lago.
Y girando la vista, se veían las cimas nevadas todavía.
Tras un rato caminando, nos desviamos de la pista forestal principal para empezar a adentrarnos en los senderos, atravesando por el Pozo del Alemán
.

Continuamos nuestro camino, ya por sendas, y echamos una mirada atrás hacia Vega La Piedra.
Por el camino de subida, encontrábamos multitud de cabañas de pastores.
Nuestros pasos parecían llevarnos hacia los picos nevados que veíamos en el horizonte durante todo el rato.
Y seguíamos subiendo en busca del refugio.
El cual dejamos atrás y continuamos subiendo en busca del mirador.
Pero antes habíamos de pasar por el otro refugio, el de Ordiales
Como estábamos en la meseta que forma la cordillera de los Picos de Europa, no pensamos que las nubes podían continuar por debajo de nosotros cerradas totalmente.
Pero por suerte no había tantas nubes como porla mañana, cuando subíamos en el coche.
Pero como se iban y venían, pudimos hacer fotos y tener unas vistas estupendas...
...aunque alguien se escondía por si acaso.

mientras otros nos relajábamos
o nos dedicábamos a hacer fotos.
Comimos en el mirador, y luego dimos media vuelta por el mismo camino.
Aunque nosotros decidimos bajar andando, no corriendo como este:
Para volver a pasar por el refugio de Vegarredonda

En donde nos paramos a tomar unas fotos a unas flores.
Y luego continuamos bajando hasta Vega la Piedra, un bonito lugar para un descanso con preciosas vistas.
Y otra foto (la ultima ya) del Pozo del Alemán.

1 comentario:

Carlos dijo...

Hola Pablo,
vaya, menudo día guapo pillaste, eh?? Qué envidia, yo subí este pasado mes de mayo y menudo día de niebla, y además de la densa, densa.
En fin, ya tengo excusa para volver porque, por lo que he visto en tus fotos, el Marqués de Villaviciosa tenía razón en sus palabras: «...allá donde la naturaleza se me apareció verdaderamente como un templo.»
Volveré, volveré.
Un saludo, amigo.