Camino de Santiago desde Madrid

Camino de Santiago desde Madrid en bicicleta.
Julio 2010

El pasado mes de Mayo Miguel Angel sacó la idea de hacer el Camino de Santiago en verano, en vacaciones.
Al principio todo el mundo se quería apuntar, porque la idea de aventura sonaba muy fuerte en la cabeza de todos. Sin embargo, con el tiempo la gente se fué echando atrás para, al final, quedar sólamente tres personas que nos decidimos a acompañarle. Manu, Hector y yo. A continuación pongo un resumen con unas pocas fotos, ya que poner todas las que hicimos esa semana serían demasiadas.

Con la tienda a cuestas, sin planes de dónde comer o dormir cada día del viaje, sin saber muy bién como lo íbamos a hacer, decidimos lanzarnos!!!
En total, quedaban 7 días y 702 kilómetros por delante, en aventura pura y dura.

Partimos de Cerecedilla el día 5 de Julio de 2010, con muchas ganas de comernos el mundo y devorar kilómetros disfrutando de esta gran ruta.

Aquí estamos los cuatro el día de nuestra partida, desde el Mirador de Los Poetas, en la Fuenfria.
Hector, Manu, Miguel Angel y yo.


















Pasamos por Segovia, Catedral:


















Nuestro campamento de la primera noche, una fresneda a las afueras del pueblo de Añe. Tendríamos muchos más como este, ya que a lo largo de todo el viaje tan sólo nos quedamos a dormir en albergue una noche.


















Dicen que ancha es Castilla, y tienen razón, muy ancha y con su color amarillo, preciosa.


















La mayoría de los días, debido al gran calor, decidimos parar a echar la siesta tras la comida, buscando una sombra agradable.


















Este era el chalecito en el cual dormíamos casi todas las noches. En esta foto, en Puente Duero con Hector en la puerta.


















Pero digan lo que digan, Castilla no es tan llana como la pintan. Tiene sus buenos repechos, y si no, mirad a la entrada a Peñaflor de Hornija... ¡Que amarillo de subida!


















¡Menos mal que arriba pudimos refrescarnos a gusto!























Castilla seguía siendo ancha, son sus girasoles en todo su explendor.



















Y aquí estoy yo, entrando en la província de León, llevábamos casi 300 kilómetros.


















Catedral de León.























Entre León y Astorga, 3 pinchazos en 5 minutos. ¡Que mala suerte!


















Y llegamos a Astorga!


















La famosa Cruz de Ferro del Camino de Santiago, en donde hay que dejar la piedra que traes desde casa para ayudar a construir la Catedral.























Fortaleza de Ponferrada. En un parque cercano dormiríamos esa noche, al lado del rio, en Vivac, sin montar las tiendas.























Entramos en Galicia. Más de 500 kilómetros en las piernas. Esto lo alcanzamos en plena subida a O Cebreiro, casi dos horas subiendo por esa carretera con mucho calor.


















Y llegamos al alto. ¡Que amarillo de subida!


















Alto do Poio, con la estatua del peregrino al que se le vuela el gorro.























Nuestro campamento en Samos, por la mañana nada más levantarnos... ¡Que sueñooooo!


















Saliendo de Sarria.























Entrando en Portomarín, habíamos superado los 600 kilómetros.


















Entre Palas de Rei y Arzúa, los preciosos bosques Gallegos llamados Fragas.


















La mañana del último día, tras la repración de mi manillar.
No lo sabía, pero lo llevaba deteriorado, y rompió el penultimo día a la salida de Portomarín.
Menos mal que pudimos repararlo...


















La entrada a Santiago, pasado el aeropuerto... ¡que emoción, que llegamos al final!


















Y llegamos a Monte do Gozo. Santiago a nuestras espaldas.
Foto de los 4 aventureros.
Solo queda bajar hasta la Plaza do Obradoiro y la aventura habrá terminado.


















La ultima foto. El cuenta de Hector con el total de kilómetros hechos, con la fachada de la catedral detrás.
Una aventura que nunca olvidaremos (yo por lo menos) Ha sido espectacular y fascinante.


















Espero que os gusten las fotos y disfruteis viéndolas. Yo disfruté muchísimo haciéndolas y pedaleando esa semana, a pesar de todo el sufrimiento de kilómetros, calor, dolores, etc... que surgen en una aventura de este calibre.
Si teneis alguna duda, comentario, etc... os la resolveré con gusto. Un abrazo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Tiene muy, pero que muy buena pinta
Eri

Fallen Angel dijo...

Qué guapo, peregrino. Yo conozco justo el tramo de Madrid a Segovia, tendré que continuarlo pronto, aunque justo este martes me subo yo a Burgos, a continuar el Francés por tercera vez :D

Un abrazo enorme para tí y Raquel.

Marta (Silence)

Moreira dijo...

Yo hice el Camino de Santiago de Portugal desde Lisboa. Es una forma muy interesante de conocer nuestro país vecino. La idea de dormir en vivac o tienda es espectacular. Este verano quiero recorrer la costa; Irún - Santiago, y me llevo tu idea de la tienda de campaña. Eso es auténtico contacto con la nturaleza.
Un saludo peregrino!

Pablo Faraldo dijo...

Fallen Angel, anímate. Merece la pena... y mucho!!!

Moreira: ¿desde Lisboa? interesante idea. La verdad es que tengo un mapa con todos los caminos de Santiago en la Península, y mi ilusión sería completarlos todos con el tiempo.
Lo de la tienda era simplemene porque no queríamos ataduras y era lo que llamamos una ruta-aventura

Moreira dijo...

A mi también me ha enganchado el camino... Yo todos no se si podré. De momento tengo en mente este áño el de la costa y para posteriores el de Levante que pasa por la puerta de mi casa...
Si quieres ver la crónica del de Portugal esta aquí, aun no tenia GPS y lo escribi a los meses de acabarlo asique no esta muy conseguido. Aunque fue el embrión de mi blog.. fue el primero que escribi y lo quise compartir con la gente.
Espero que te guste y lo añadas a tus caminos en mente.
Track GPS de la ruta:


http://moreocio.blogspot.com/2009/07/camino-santiago-portugues.html

Moreira dijo...

Pablo ya puedes ver la cronica de la ruta nocturna de los yebenes en mi blog. Espero que te guste. Mañana lo ampliaré con la ruta del domingo. Un saludo y gracias por todo!