Cerro Ventoso desde el Valle de la Fuenfria.

Subida a Cerro Ventoso desde Las Dehesas, en el Valle de la Fuenfría.
La idea era intentar subir hasta Montón de Trigo ese día, pero debido a una pequeña desorientación al principio y a la ventisca que entró a partir de mediodía, tuvimos que modificar los planes y en vez de ir hacia la cima planeada, bajar desde un punto intermedio del camino.
La intención inicial era subir por la calzada romana hasta el puerto de la Fuenfria, y luego girar al Oeste hacia montón de Trigo
Sin embargo, en la Pradera de los Corralillos, en vez de seguir por la calzada, giramos por error hacia la senda Victory y subimos por la Ducha de los Alemanes hasta enlazar con el camino Schmid. Continuamos por él hasta collado Ventoso, para luego girar al Oeste, pasando por el cerro del mismo nombre y bajando al puerto de la Fuenfria.
Allí encontramos a un montañero que venía de Segovia y nos comentó que por allí llegaba la borrasca, así que decidimos bajar, ya que estaba empezando a nevar, y de intentar la subida nos hubiera cogido en mitad del camino. Menos mal que bajamos...


Abajo en el valle, comenzando la ruta.

El inicio de la Calzada Romana.

La Pradera de los Corralillos, un cruce de varios caminos en donde nos equivocamos de ruta y nos desviamos por la senda Victory.

Desde allí se veía la nieve en rodeando la cima de Peña Bercial.

Una foto al arroyo de la Fuenfria.

El desvio hacia la Ducha de los Alemanes.

La verdad, es bonita la ducha, pero... ¿Hasta aquí venían los alemanes a ducharse?

Un pequeño puente por encima de la "ducha"

El camino Puricellli estaba blanco de nieve.

El cruce con el Camino Schmid y la Fuente de Anton Ruiz de Velasco.

Llegando al Collado Ventoso.


La cima de Collado Ventoso.
Las nubes empezaban a rodearnos y la tempratura bajaba. Empezaba a nevar un poco.
¡Que frio!

Salimos pitando hacia el Puerto de la Fuenfria, en donde nos encontramos de nuevo con la Calzada Romana.

Decidimos bajar por miedo a la ventisca. El valle de la Fuenfria desde el Mirador de la Reina.

Y a nuestra espalda, desde el mismo mirador.

La nevada bajando se hizo cada vez más intensa.

Y nos pilló de lleno antes de llegar al coche.
Una bonita ruta por el valle y alrededores. Queda pendiente para otra el Montón de Trigo (no se nos escapará, no)

2 comentarios:

Hinterstoisser dijo...

Aunque no subierais al Montón de Trigo, os salió una vueltica muy maja y disfrutona.

Una zona muy chula que a mí personalmente me encanta.

Y el "Montón", ahí se queda para otro día, que no tiene patas...jejeje...un abrazo...Salud y Montaña.

fox dijo...

Maravillosos lugares, guapos paisajes y preciosos arboles, me gusto mucho, un saludo, fox